CURSOS DE VERANO DE LA UA

Proponemos un curso muy interesante que realizará la Universidad de Alicante como parte de sus cursos de verano de 2008. En él se afrontará el tema de la contaminación química desde varias perspectivas, entre ellas la normativa que la regula y posibles soluciones sotenibles. 

Desde Jóvenes Verdes apoyamos rotundamente este tipo de iniciativas y os animamos a acudir al curso y crear vuestro propio punto de vista sobre este problema que nos afecta a todos.

curso_verano_contamina_quimica_folleto

Inmigrantes de segunda generación: ni sangre ni suelo

Artículo de Ivan Leontev, miembro de JV Alicante

Viviendo en Barcelona, a menudo me sorprendía ver por la calle a críos que jugaban y discutían hablando catalán. Bueno, no habría nada sorprendente en esto si su cara fuera típicamente ibera, y no una mezcla de hijos de magrebíes, chinos o latinoamericanos en el mismo parque.

Viéndolos, siempre pensaba que así es como debería ser, un ejemplo de la inclusión de los inmigrantes. Porque claro que no hay nada malo en que uno reconozca como propias la lengua y la cultura del país o la región en la que nace y crece. Sin embargo, teniendo más años estos niños afrontaran un problema de autoidentificación. ¿Quién soy y a qué cultura pertenezco? ¿Mi mundo está dentro de las paredes de mi hogar familiar, o soy una parte del mundo mas grande que lo rodea? Este fue uno de los temas que discutimos con otros miembros de la FYEG durante las jornadas “Inclusión de los migrantes en la sociedad civil” que se celebraron en Helsinki a finales de enero.

Todos recordamos lo que pasó en Paris a finales del año 2005. Desde este momento, se ha convertido en un tipo de moda hablar de los “inmigrantes de la segunda generación”, en referencia a los problemas de integración social que a menudo encuentran los hijos de inmigrantes en Europa. La paradoja del fenómeno parisino consistía en que desde hace años Francia se posicionaba como uno de los países mas liberales en el continente en cuestiones de adquisición de la ciudadanía, lo que confirma que la obtención del pasaporte no es una condición suficiente para la integración social. A pesar de esto, sigo convencido de que la libertad de elegir la ciudadanía es un factor imprescindible y crucial para una sociedad libre y multicultural. El discurso de Tana de Zulueta, senadora italiana del Partido Verde, durante las jornadas, me ha reafirmado en mi convicción.

Al explicarnos las formas de autoorganización de los extranjeros jóvenes en Italia, Tana de Zulueta ha subrayado que el hecho de que Italia esté siguiendo los principios del derecho de sangre (Jus sanguinius), reduce las oportunidades de la segunda generación de conseguir la nacionalidad, y de esta manera disfrutar todos los derechos de ciudadano. Es como si alguien estuviera diciendo a estos chicos en el momento de volverse adultos, que ya no pertenecen a la sociedad en que vivían y el país donde residían.

A pesar de que todos los países de la UE en su política migratoria deben cumplir las mismas normas y convenciones internacionales (basadas en la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948 y los documentos mas recientes decretados por la ONU), en la Europa unida aun no existe una única ley de migración. Esto significa en la práctica, que en cuestión de ciudadanía algunos países (como el Reino Unido, Francia, Rumania) siguen las normas de derecho de suelo (Jus soli), cunando otros – se basan en el Jus sanguinius (Alemania, España, Italia). En el primer caso, tienen el derecho de ciudadanía todos los nacidos en el territorio del país, mientras que en el segundo caso – sólo los que tienen padres o antepasados con la nacionalidad u origen (sangre) local. Aunque actualmente casi todos los países practican ambos principios dependiendo del caso, por lo que ninguno de los dos se utiliza de una forma pura en la practica moderna legal. Tradicionalmente la JuSo es más típica en los países donde la inmigración ha sido una tradición durante siglos (ambas Américas, Australia), o que tenían una política abiertamente multicultural, y la JuSa – en los países monoétnicos.

Si un país sigue históricamente las normas de la JuSa, con mucha probabilidad va aplicar estas normas a los hijos de inmigrantes. El ejemplo de Alemania en este sentido es casi enciclopédico: dentro de los emigrantes de origen turco, el 30% de la tercera generación, más de la 60% de la segunda y casi todos los de la primera, no posee el pasaporte Alemán. Además, estos números han bajado desde que la EU ha empezado aplicar una política migratoria común, y más liberal. En los países del sur de Europa, donde la inmigración masiva ha empezado unos décadas mas tarde, la segunda generación aun no es tan numerosa. Pero como la mayoría de los inmigrantes actuales está ahora en la edad económicamente activa (ver ilustración abajo), esto supone que España enfrentara la polémica sobre la segunda generación dentro de muy pocos años, lo mismo por los hijos nacidos en el territorio nacional o los traídos por sus padres desde extranjero.

 

 

 

La legislación Española actual, siendo una de los más liberales de toda Europa, no es igualmente liberal para todos los inmigrantes. Imaginen, que dentro de los 4,5 millones de extranjeros registrados oficialmente, un tercio – son ciudadanos de la EU (que disfrutan de las normas internas de la legislación civil y laboral), y otro tercio – los iberoamericanos, que pueden optar por la ciudadanía después de sólo dos años de estancia, y así garantizar los mismos derechos a sus hijos, sea donde sea su lugar de nacimiento.

El resto de los niños nacidos en el territorio nacional pueden optar por la ciudadanía después de un año de estancia legal en España, pero los niños que nacieron fuera de España no tienen las mismas oportunidades y conservarán la nacionalidad de sus padres, aunque sea mas largo su tiempo de estancia.

Por cierto, ninguna de estas normas es aplicable para los inmigrantes ilegales, cuyo número no conocemos y sólo podemos calcular aproximadamente. Como algunos países extranjeros no reconocen a los hijos nacidos en el extranjero de los ciudadanos que están fuera de su país de forma ilegal, y también porque muchos inmigrantes ilegales tiran literalmente sus papeles al entrar en España para evitar la deportación, el gobierno Español no puede hacer nada más que conceder la ciudadanía a los hijos de los ilegales para evitar que sean apátridas. Este vacío de la legislación española, o bien ausencia de alternativas de la legislación actual, ha dado lugar al fenómeno de la inmigración del parto, mujeres embarazadas que “cruzan el estrecho” (o llegan en cayuco a Canarias), buscando la posibilidad de la regularización para sus hijos, y en esta manera para sí mismas.

Resulta que es más fácil convertirse en un ciudadano de España habiendo nacido en el estado ilegal que viviendo años con los padres que tienen papeles. Seguro que habrá quien conteste que los niños de inmigrantes al alcanzar la mayoría de edad, pueden optar por la ciudadanía ellos mismos… Pero creo que no es razonable discriminar a una persona que se siente ya como un local, no existe ningún motivo ético para recordarle que no es original de un sitio determinado.

Sabemos que los cuerpos estatales de España hoy están sobrecargados de trabajo. Se hace mucho para mejorar la situación, pero a menudo los extranjeros se sientan embarazosamente humillados tratando con el estado. Imagínense ahora que un extranjero acercándose a la edad de 14 años, la edad oficial para obtener la tarjeta de identificación, ya nota la desigualdad de oportunidades. Al llegar a la mayoría de edad, si uno querrá tener los mismos derechos que tengan sus coetáneos, ya tiene que empezar el dialogo con el poder.

Hay muchas visiones, a menudo contrarias, sobre por qué camino deben ir los cambios en la obtención de la ciudadanía. Mi opinión es que las normas europeas vigentes para los hijos de los inmigrantes son discriminatorias, lo mismo si se basan en la Jus sanguinius o en la Jus soli. La JuSa limita a las personas que más que nadie tienen razones morales y físicas para conseguir la ciudadanía, mientras que la JuSo, basado en el hecho de haber nacido el cualquier localidad, no provoca más que un aprovechamiento indigno de esta norma.

El censo de residencia de facto debe convertirse en un principio básico de otorgamiento de la ciudadanía. El hecho de nacer en el territorio nacional no debe ser razón para otorgar la ciudadanía. Pero, al contrario, cado un niño crecido en el territorio nacional, al llegar a la mayoría, tiene que tener la libertad de elegir personalmente la ciudadanía de país donde vive, o la de sus padres. Y para evitar la apatria infantil, se debe diseñar documentación y estado civil especiales para los hijos de padres apátridas o en situación ilegal. Esta documentación debe garantizar el derecho a ser residente legal a partir de los 14 años, y derecho de optar por la ciudadanía al alcanzar la mayoría de edad.

En España, hemos dado un paso de gigantes, garantizando la educación primaria y secundaria obligatoria y gratuita para todos independientemente del estado legal. Pero abandonar a esta gente al cumplir los 16 años, los sentenciamos igual a la marginalidad. Solamente dando una oportunidad de obtener el estado legal y la ciudadanía, contribuiremos a una sociedad armoniosa y equitativa.

 

Ivan Leontev

Por una alfabetización ecológica de las universidades

Un grupo de estudiantes y profesores de la Universidad de Valencia ha lanzado una propuesta para la responsabilidad ambiental de las universidades que deben predicar con el ejemplo. Reproduzco su manifiesto en mi blog para que las universidades comiencen a ser lugares de ilustración ecológica y ética planetaria.

1) Compromiso de la Universidad con la protección de los ecosistemas vivientes mediante iniciativas y planes de acción contra la grave crisis socioecológica que nos afecta a tod@s, individualmente y colectivamente.

El reconocimiento público del profundo daño infringido a los sistemas vivos terrestres ha de superar el discurso y las declaraciones de principios, y con urgencia ha de acompañarse de iniciativas y proyectos en todos los ámbitos que afectan a la institución universitaria.

Los centros de enseñanza universitarios han de poder ser ejemplo activo en la nueva Ilustración Ecológica, y que ha de expresarse en las funciones específicas que realiza como institución universitaria.

– Las nuevas prácticas universitarias de supervivencia a favor de la preservación y regeneración de la vida, han de poder expresarse en las numerosas aspectos: en la producción conocimiento científico y divulgación; en las titulaciones y planes de estudio; en los contenidos de los programas curriculares; en los módulos prácticos de las asignaturas; en la orientación didáctica de la docencia; en las áreas, financiación, proyectos y métodos de investigación; en sus edificaciones, equipamientos y servicios; en sus gastos y consumo de materiales y energía; en su producción de basuras y materiales desechables de alta entropía; en las formas de movilidad mecanizada y de acceso a los recintos universitarios.

– Esta nueva sabiduría y alfabetización socio-ecológica ha de estar presente en los hábitos cotidianos de la vida universitaria, cuyas prácticas han de reorientarse hacia las exigencias del cuidado ambiental en todos los intercambios y consumos que incorporen elementos biofísicos, materiales y energéticos.

2) Plan universitario a favor del clima. La Universidad ha de poner en marcha un ambicioso plan de lucha contra el cambio climático con el objetivo de reducir las emisiones contaminantes de gases con efecto invernadero producidas por las actividades e instalaciones universitarias. Este compromiso contra la destrucción de los equilibrios climáticos y a favor de la reducción de emisiones de CO2, deberá adoptar exigentes metas cuantificables y verificables de reducción progresiva en los próximos años.

Planes de reducción y ahorro de consumo eléctrico de luz, calefacción y aire acondicionado. Es posible la mejora de la eficiencia energética anualmente entre un 3% y un 4%” mediante nuevas políticas de compras que prioricen los productos de mercado más eficientes y de ahorro en la climatización de los edificios.

Pacto entre todos los sectores de la comunidad universitaria para que un 50% del dinero ahorrado por el menor gasto energético obtenido sea destinado a actividades de mejora ambiental en la propia universidad.

Puesta en marcha de medidas que animen el ahorro con acciones positivas y desanimen las actividades más derrochadoras. Políticas de centros y departamentos a favor del control y la reducción del consumo eléctrico mediante la modulación del consumo, y con la penalización del consumo excesivo. Cambios de toda la iluminación con bombillas ecológicas o LEDS de muy bajo consumo eléctrico (hasta un 90% menos).

Los edificios también pueden contribuir mucho a la reducción de emisiones contaminantes mediante el ahorro y eficiencia en el ciclo de materiales de construcción, en los diseños bioclimáticos, en el aislamiento y la iluminación, y en el fomento de hábitos universitarios responsables.

3) Compromiso con la energía solar y las energías renovables. Las energías renovables contribuyen a la seguridad y protección climática junto a los planes de ahorro y eficiencia energética, por lo que ha de fomentarse la energía solar mediante la instalación de placas solares, térmicas y fotovoltaicas en todos los edificios universitarios.

4) Alianza universitaria contra los tóxicos. Acuerdo y compromiso de reducción progresiva de sustancias biocidas adoptado por todos los estamentos universitarios y ratificado por los departamentos, institutos universitarios, fundaciones, y los órganos de gobierno de la Universidad.

Reducción del uso y la compra de productos con sustancias tóxicas, que aunque sean imperceptibles a escala humana se difunden y acumulan peligrosamente en los ambientes, personas, e intercambios cotidianos que se producen en los centros universitarios. Estas sustancias de origen industrial que convierten en enfermos los edificios y el ambiente cotidiano en la Universidad están en numerosos productos y materiales: detergentes para la limpieza; en insecticidas para fumigaciones; en ambientadores; en los materiales de edificación y construcción (cemento, pinturas, barnices, aislamientos, plásticos, ….); en los pegamentos, disolventes, tintes y papel; en fertilizantes, pesticidas, plaguicidas, herbicidas; en embalajes; en productos alimenticios…

Aumento progresivo de compras de productos ecológicos para limpieza, obras y reparaciones, oficinas, alimentación.

– Exigencias de calidad ambiental en los acuerdos y convenios Universitat-Empresa, y en las subcontrataciones.

5) Plan a favor del transporte público. Reducción de viajes motorizados y del uso del coche particular como medio de transporte y de acceso a los recintos universitarios.

Reducción significativa del número de plazas de aparcamientos ofertadas por la Universidad para disuadir el uso privado del transporte motorizado y acabar con el efecto llamada que fomenta el uso indiscriminado del coche y con ello los múltiples daños socioambientales que lo acompañan: la contaminación del aire urbano, la congestión circulatoria, la ineficacia de movimientos en los recintos universitarios, y la degradación de la habitabilidad y entornos urbanos de la Universidad en la conurbaciones metropolitanas.

Aumento de itinerarios, número y frecuencia de tranvías y autobuses. Apertura de nuevas líneas de autobuses metropolitanos con servicio directo entre los pueblos y la Universidad.

– Para reducir la espiral destructiva del transporte motorizado individual han de adoptarse sistemas disuasorios de ecotasas o “canon ecológico” aplicable al uso de los aparcamientos universitarios subterráneos y en superficie. Las recaudaciones así obtenidas han de dedicarse a la protección ambiental favoreciendo las buenas prácticas ambientales de movilidad y transporte mediante el uso del transporte público.

Bono-buses gratuitos para estudiantes incluidos en la matriculación. Acuerdo entre universidad y EMT para ofertar la inclusión en las matrículas de pases anuales en transporte público para tod@s l@s estudiantes, similar a lo que se hace con las personas de mayor edad.

6) Pacificación y reducción del tráfico motorizado

Convenio universitario con el Ayuntamiento para calmar el tráfico rodado en la con la finalidad de conseguir la reducción de velocidades, carriles y densidad del intensivo tráfico de coches particulares. – Reducción de los riesgos e inseguridad mediante el fomento del espacio público para bicicletas, autobuses, y peatones.

– Más cruces peatonales y reducción de las altas velocidades para evitar las “autovías urbanas” en el interior de la ciudad.

Canon ecológico al uso de los aparcamientos subterráneos y en superficie de la Universidad, y cuyas recaudaciones han de ser finalistas y dirigidas a la reparación y mejora de los servicios del transporte público, bicicletas y del espacio público para peatones.

Declaraciones públicas de renuncia al coche privado. Medidas de acción positiva que favorezcan las buenas prácticas individuales y colectivas de los centros universitarios a favor de la salud ambiental en el transporte. Puesta en práctica de un sistema de declaraciones y de registro de compromisos prácticos de “no ser usuarios del transporte privado motorizado” con derechos a recibir compensaciones y beneficios que incentiven el transporte público y la bicicleta.

7) El Bioclimatismo y la edificación ecológica ha de estar presente en toda nueva obra y construcción para mejorar la salud de los centros y aulas.

Las obras de reforma han de incorporar adaptaciones bioclimáticas y ecológicas, y han de ser exigibles en todos los proyectos de nueva edificación.

Toda nueva construcción ha de someterse a estrictos criterios ambientales de previsión y evaluación mediante estudios previos de impacto, y desarrollados desde el conocimiento de las ciencias ambientales y desde los valores ecológicos de precaución, complejidad, incertidumbre y parcialidad situada.

8) Introducción progresiva de productos alimenticios ecológicos y de producción local en todas las cafeterías, comedores y bares universitarios.

– Establecimiento de estrictas exigencias ambientales en los acuerdos y subcontratas con las empresas hosteleras y suministradoras.

Mejoras significativas en los servicios alimenticios mediante la oferta de menús ecológicos y vegetarianos.

9) Buenas prácticas a favor del bienestar animal en la experimentación investigadora.

– La Universitat ha de impulsar la reducción y la sustitución del uso de animales en la experimentación científica por otras prácticas alternativas, y siguiendo las normas de ECVAM (Centro Europeo para la Validación de Métodos Alternativos).

– Desarrollo de convenios de colaboración con ECVAM.

Derecho a la objeción de conciencia para estudiantes y profesores

-investigadores con el fin de favorecer orientaciones éticas y prácticas menos especistas y antropocéntricas.

10) Creación de un ViceRectorado para Protección y Calidad Ambiental.

– Desarrollo de los objetivos de impulsar, centralizar y coordinar las iniciativas y programas de lucha contra el deterioro de las condiciones ecológicas mediante objetivos vinculantes y transversales, y a favor de la reducción del consumo de materiales y energía junto a la sensibilización y fomento de hábitos responsables.

– El fomento de los estudios y la investigación interdisciplinar propia de las ciencias ambientales en todas las facultades de la Universidad.

Información obtenida de la página web del Eurodiputado David Hammerstein: http://www.davidhammerstein.org/documentos.php?opc=6&sub=4&subarea=17#261

Sobre los sindicatos, el trabajo y la salud

Publicaba ayer el diario Información, que los dos mayores sindicatos
de la provincia, CCOO y UGT están de acuerdo con los silos en el
puerto siempre que cumplan criterios medioambientales (http://www.diarioinformacion.com/secciones/noticia.jsp?pRef=2323_12_724790__ALICANTE-apoyan-silos-Puerto-piden-garantias-ambientales).

Sinceramente, señores (porque en los sindicatos en general hay pocas señoras), esto es un escándalo y una vergüenza.  La noticia prueba una vez más el poco interés que los sindicatos guardan hacia la ciudadanía y su urgente necesidad de renovación. Me temo mucho que en los tiempos que corren, salvar el trabajo de unos pocos, aunque ese trabajo sea de pésima calidad, no puede ser más importante que la salud de tod@s.

No hay criterios medioambientales que puedan paliar las consecuencias que tendrá para la salud de la ciudad la instalación de los silos. Alicante no necesita la reindustralización del puerto, lo que necesita  es un plan urgente de diversificación de la economía. Una economía que desgraciadamente, y con el apoyo de CCOO y UGT, el Ayuntamiento, y el
cegato empresariado de Alicante, lleva años centrada en la construcción y en el turismo de mala calidad.

Resulta cuanto menos gracioso que en la misma edición del periódico, se mencionara la falta de presupuesto para la Educación, una vez más (http://www.diarioinformacion.com/secciones/noticia.jsp?pRef=2323_12_724784__ALICANTE-Educacion-relega-provincia-cola-inversiones-escolares). Unamos a esto que la Comunidad Valenciana es una de las regiones españolas con mayor índice de abandono escolar. La ecuación es clara: empleados de baja o ninguna calificación = empleo precario y de
temporada = crisis económica.

En Alicante, desde que empezaron a sonar las campanas de crisis en los sectores tradicionales del calzado y el juguete, lo que ha hecho falta es inversión… no en Terra Mítica o 200 campos de golf, sino inversión en trabajo de calidad. Es de sobra conocido que el empresario alicantino prefiere explotar a estudiantes o trabajadores sin estudios a pagar lo que corresponde por convenio a los miles de licenciados que salen cada año de la  Universidad de Alicante. Una Universidad que lleva dos décadas especializando en licenciaturas tan necesarias al empresariado en Alicante: Traducción, Publicidad,
Turismo…

Para hablar de éxodo de cerebros no tenemos que irnos a África, la mayoría de licenciados alicantinos han huido a tierras más propicias a pagar lo que corresponde a la titulación de uno. Aunque hay excepciones que todos los economistas se olvidan de mencionar cuando
se llenan la boca con la palabra crisis. Las traductoras (y traductores, que son muchos menos) licenciadas por la Universidad de Alicante, trabajan desde hace mucho en red y sostienen en gran medida la economía, ya que no dependen en absoluto del empresariado
alicantino. Hace años que cejaron en el intento de trabajar para la industria alicantina, por los bajos precios y la falta de respeto, y trabajan en cambio para toda Europa con tarifas muy competitivas. Ellas no ven crisis por ninguna parte.

Una vez más, en Alicante lo que hace falta es aumentar las tasas de calificación de nuestros trabajadores, y proporcionarles un panorama laboral del que no tengan que salir corriendo en busca de mejores ofertas. Una oferta turística de calidad, una oferta gastronómica de
lujo, un servicio impecable al cliente, un palacio de congresos ya, un tráfico más ordenado… Mejores oportunidades para tod@s, lejos de la industria del cemento.

PORTADA DIARIO INFORMACION 6 FEBRERO

Denuncian que las obras de ampliación del puerto de Alicante no cumplen con las normas de la UE

 El eurodiputado español de Los Verdes David Hammerstein envió hoy una pregunta a la Comisión Europea en la que advierte de que las obras de ampliación del puerto de Alicante no se ajustan a los requisitos de la legislación europea.

EFE Hammerstein indica en su interpelación que el proyecto no ha sido sometido a una evaluación de impacto ambiental previo y que sus “expedientes” no han sido publicados “en su totalidad”, tal como impone la directiva europea sobre participación pública.“Se utilizan artilugios administrativos para no cumplir con la obligación de sopesar el conjunto de los proyectos sucios que se quieren instalar en el puerto de Alicante. No se puede jugar con la salud ambiental de los alicantinos”, afirmó el eurodiputado en un comunicado.

Referencia a la noticia: http://www.diarioinformacion.com/secciones/noticia.jsp?pRef=2310_12_720331__ALICANTE-Denuncian-obras-ampliacion-puerto-Alicante-cumplen-normas

Manifestación: no en el puerto

cartel manifestación

ANALISIS DE JOVENES VERDES SOBRE EL PUERTO DE ALICANTE

Hay varios puntos en las declaraciones del Sr. Sergio Campos que consideramos conflictivos y sobre los que nos gustaría dar otro punto de vista que difiere del oficial.

 En primer lugar destacar el desprecio ofrecido por el Sr. Presidente hacia una parte de la ciudadanía alicantina, aquella que muestra un interés por el futuro de nuestra ciudad que pasa por alternativas menos destructivas para conseguir el desarrollo económico que, eso sí, todos nosotros queremos. No aceptamos como “intereses particulares” los de tantos ciudadanos alicantinos que están en contra de la ampliación industrial del Puerto a toda costa. En todo caso, consideramos como muy particulares aquellos intereses que la defienden. Industria ,  pero lejos de la ciudad.

 Otro matiz importante es la distinción entre un futuro comercial o industrial para el Puerto. Y es en este punto donde vamos a entretenernos un poco más. No entramos en la comparación ofrecida por el Sr. Campos entre una panadería y una planta de ensacado de cemento. Eso parece, a todas luces, ridículo. Pero sí haremos un pequeño análisis del macro proyecto planteado por las Autoridades Portuarias para que cada uno pueda llegar a su propia conclusión: ¿Comercio o industria?  ¿O quizá las dos si se toman las decisiones adecuadas? En Jóvenes Verdes apostamos por la diversificación económica como medio para afrontar el desarrollo económico y social de la ciudad.      

       Para empezar, aplaudimos la idea de transformar el muelle 14 en una Terminal destinada al tráfico de cruceros, actividad acorde con la tradición turística de la ciudad y defendida en tiempos pasados por mismas Autoridades que hoy nos quieren convencer de que industrializar la ciudad es mejor idea que, por ejemplo, promocionar el conocimiento como instrumento de garantía de futuro de los jóvenes alicantinos. Pero su credibilidad empieza a decrecer cuando nos dicen que pretenden generar un cinturón verde que llegue hasta el Barranco de las Ovejas y con una extensión tres veces mayor que el Parque Canalejas, algo que físicamente no se puede cumplir sin echar abajo los astilleros y demás instalaciones que se encuentran en la zona. Otra de las razones que nos hace pensar que no son del todo honestos son las declaraciones de que las nuevas instalaciones portuarias quedarían a una distancia 10 veces más alejadas de los núcleos urbanos. Preparémonos pues para el derribo de viviendas en los barrios del sur de la ciudad.Pero aún siendo todo verdad (algo que por pura lógica física no se concibe por falta de espacio), esto no hace sino desviar la atención pública del desarrollo de sendos proyectos de instalación de empresas cementeras (distintos a aquellos originales de traspaso de empresas a los nuevos muelles) con tres plantas de ensacado de cemento, una planta de fertilizantes y la  planta de biodiésel más grande de España en los muelles 17 19 y 21, algo que convertiría irremediablemente la zona en un verdadero polígono industrial demasiado cercano a núcleos urbanos poblados, con el consiguiente peligro para las personas que allí residen y el deterioro de la fachada litoral de Alicante.       

      En lo que respecta a los proyectos, podemos enumerar diversos factores que evidencian la falta de transparencia de las declaraciones oficiales. Podemos comenzar por donde nos hace más daño a todos, ya sean Autoridades, trabajadores o ciudadanos de a pie: el dinero. El Sr. Presidente y compañía han amenazado en repetidas ocasiones con la pérdida de puestos de trabajo y consiguiente crisis económica que supondría la no instalación de las industrias en el Puerto, hasta el punto de aparecer en prensa declaraciones del representante de estibadores defendiendo con uñas y dientes sus intereses (con un punto de vista muy lógico, todo sea dicho).Sin embargo, los datos económicos del Puerto no hacen pensar que pueda haber una regresión en el trabajo: 10% de crecimiento anual y triplicación del tráfico de mercancías en la última década. Lo único que hace falta, por tanto, para que nadie pierda su trabajo, es trasladar (que no ampliar) las empresas existentes en el muelle 14 a los nuevos muelles de la zona sur. De esta forma no habría nada que temer.Pero esa no es la realidad que afrontamos. Nuestra realidad es la creación de un polígono industrial que se salta a la torera toda normativa, ya sea medioambiental o de seguridad laboral. 

Un pilar básico de este caso es la negación por parte de las Autoridades a realizar un Estudio Medioambiental del proyecto completo (ruidos, impacto visual, impacto medioambiental, impacto paisajístico, etc.), algo a lo que están obligados por ley y  que supondría un gran revés al proyecto porque ellos son los primeros en darse cuenta de que nunca sería aprobado.Siguiendo con la normativa medioambiental que tanto gusta nombrar en el Puerto (incluso tienen publicadas una memoria ambiental y un manual de buenas prácticas ambientales), mencionar que los proyectos expuestos al público nada tienen que ver con aquellos que obtuvieron los permisos medioambientales en 2003.El Sr. Luis Díaz Alperi y la concejala de urbanismo rechazaron hace unos meses la planta de biodiésel por exceso de altura pero sin embargo no se pronunciaron en la votación sobre los silos de cemento. Pero deben hacerlo en breve ya que la empresa HOLCIM España S.A. ya ha solicitado la licencia de instalación, con silos de 31 metros. Confiamos en el buen criterio del Consistorio alicantino y que sigan cumpliendo con la normativa del Plan Especial del Puerto que habla de una altura máxima de 12 metros para instalaciones en la fachada marítima de la ciudad. Por último hacer mención a la normativa de seguridad laboral argumentada por el Sr. Sergio Campos, incluso utilizando aquella que existe a nivel europeo. Según las propias empresas cementeras el polvo de clínker es una sustancia potencialmente peligrosa si se inhala o mezcla con agua o ácidos. El informe medioambiental de 2003 propone medidas como el uso de tolvas, cintas cerradas y otras medidas de prevención para evitar fugas en la descarga y manipulación de dicha sustancia. Pero no sólo no se ha cumplido ninguna de ellas sino que existen discriminaciones sobre los trabajadores del Puerto según el muelle en el que trabajen. Para el muelle 19 y 21 se pretende construir silos herméticos. Sin embargo, en el muelle 17 se realiza la descarga diaria al aire libre con cuchara y pala, con nubes de polvo visibles desde fuera del Puerto y que afectan directamente a los habitantes de la zona.        

     Por lo tanto, y dado que la información oficial ha llegado al público desde el principio con cuentagotas, desde Jóvenes Verdes proponemos un debate abierto con todas las partes implicadas y en el que se exponga de una manera clara los puntos de vista de unos y de otros. Y en todo caso no aceptamos que se someta a la ciudadanía alicantina a un sacrificio tan grande con tan pocos beneficiarios.

información remitida por Federico Blázquez.

Energía solar, alternativas al cambio climático

Coincidiendo con nuestra reunión tendrá lugar la conferencia “Energía solar, alernativas al cambio climático” el dia 11 de diciembre a las 19h en el Salón de actos del aulario II de la Universidad de Alicante.

Será la a cargo de Golo Pilz de Frankfurt/Alemania, residente en India desde 1990, donde coordina proyectos de energía solar, valorando la ciencia como aliada al beneficio del planeta.

información remitida por Marta García

18.30h

Hemos adelantado la hora de la reunión, será a las 18.30h en vez de a las 19.00h.

El lugar, el mismo, la cafeteria de la Fnac!!!

Esperamos vuestra asistencia!!!!

Reunión antes de Valencia

Al final, parece que nos hemos puesto de acuerdo y haremos la reunión el martes 11 de diciembre a las 18.30h en la cafeteria de la Fnac de Alicante. Sobre todo organizaremos nuestra participación en la Huerta del 15-16 en Valencia y futuras actividades del grupo.

Esperamos veros a todos!

Marta García

« Older entries